Región Mediterránea

Introducción

Puerto de Mikonos (Islas Cicladas, Egeo Meridional, Grecia).

Una de las regiones geográficas más características e importantes de la Tierra, tanto por la originalidad de sus componentes físicos e intensa humanización del paisaje como por los problemas de confrontación cultural, política, ecológica y de desarrollo humano que manifiesta. Del Mediterráneo (mar, clima, paisaje, manera de vivir e incluso más que eso) deriva un impreciso pero potente concepto, construido a partir de aspectos medioambientales, manifestaciones culturales e interacciones espaciales mutuas, cuya percepción varía según la perspectiva de observación adoptada. La región mediterránea comprende un amplio y complejo espacio geográfico marítimo-terrestre de importante contenido bioclimático y socioeconómico, sit. en lat. intermedia, a uno y otro lado del paralelo 38 (Lisboa-Atenas), entre los tres continentes del Viejo Mundo, cuyo centro y fundamento es el mar Mediterráneo, sobre el que gira una compleja gama de espacios terrestres aislados, continuos o compartimentados: islas y archipiélagos, costas altas y llanuras litorales polimorfas, valles, mesetas y montañas continentales, que desbordan a veces el ámbito propiamente mediterráneo (hacia el Atlántico y el mar Negro). Si el Mediterráneo constituye una amplia área marina perfectamente acotada (2.500.000 km2), la delimitación continental de la región aparece más imprecisa. Adaptando a un objetivo predeterminado la escala y el área de análisis, es posible distinguir una región mediterránea estricta o zona costera-insular, de gran desarrollo lineal (46.000 km), área “donde las actividades económicas están regidas ampliamente por sus relaciones con el litoral” (Plan Azul), que atrae el mayor interés poblacional, económico, estratégico y medioambiental. Como esa zona costera depende en cada tramo de la topografía local, no mantiene una anchura constante y debe ser delimitada operativamente mediante entidades administrativas descentralizadas de situación litoral y con posibilidad de explotación estadística (anchura media, 100 km). La incidencia climática del Mediterráneo sobre las áreas continentales y su cubierta vegetal es a menudo más amplia: difiere hacia el N., S. y E. por factores diversos (distancia, altura y relieve u otra acción exógena), ajustándose a determinados límites biogeográficos (encina, pino de Alepo, olivo y pistacho). Sin embargo, a efectos de las políticas de desarrollo, medio ambiente y ordenación del territorio parece más operativo abarcar todo el espacio-vertiente a ese mar o cuenca mediterránea; e incluso –asumiendo la vieja definición geográfica de la región–ampliar el análisis a “los países que bordean el Mediterráneo”, una veintena (si bien la mayoría no lo son en exclusiva): entonces la región rebasaría los 8.000.000 de km2 y los 425.000.000 de habitantes.

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información