Régimen Señorial

Historia

Nacido en el Bajo Imperio a raíz de la organización latifundística de los dominios rurales a través de grandes explotaciones agrarias, fue decisiva para la perviviencia de este sistema la situación de inseguridad que siguió a la caída del Imperio Romano de Occidente en el s. V, momento a partir del cual la población rural tuvo que buscar la protección de la Iglesia o de la incipiente nueva nobleza, a cambio de entregarles sus tierras o, en el caso de carecer de ellas, de ofrecerles prestaciones personales, lo que significó el auge de la servidumbre o de la rendición de vasallaje a un señor. A partir de ahí y ligado, así pues, al sistema de gobierno y organización de la propiedad que se ha dado en llamar “feudalismo”, la vigencia del régimen señorial se mantuvo a lo largo de la Edad Media.

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información