Patronato Real

Facultad de que gozaban los reyes de España de proponer o presentar los candidatos a las dignidades eclesiásticas de sus reinos. La historia del patronato real se divide en dos periodos separados por el reinado de los Reyes Católicos. En la primera etapa, el patronato, que no incluía el privilegio de proponer a los cardenales, fue otorgado a Pedro I de Aragón y Navarra (1094-1104) por el papa Urbano II (1088-1099) en 1095, y se extendió, así mismo, a los reinos de Cataluña, Mallorca, Valencia y Granada. Los Reyes Católicos, apoyándose en el abuso que se hacía en Roma de nombrar extranjeros para las sedes vacantes españolas, consiguieron, entre 1482 y 1485, que la Santa Sede les concediera el derecho de presentar a las personas que les parecieran más dignas para ocupar los obispados, reservándose el papa la concesión de los beneficios. En 1501, como compensación por las conquistas de las Indias, el papa español Alejandro VI (1492-1503) les concedió los diezmos de las...

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información