Ordenación del Territorio

La voluntad de Roma de dominar los territorios de la Península Ibérica liberados de Cartago tras la II Guerra Púnica (218-201 a.C.) dio lugar a la definición y delimitación de la provincia, entendida ésta como un espacio geográfico limitado que comprende diversas comunidades sometidas, obligadas al pago de un tributo (Stipendium) y administradas por un magistrado con imperium (poder civil y militar durante el Alto Imperio). A partir del año 197 a.C., la Península aparece dividida en dos provv., la Hispania Citerior y la Hispania Ulterior (v. Hispania), organizadas a través de la Lexprovinciae. El año 27 a.C., en época de Octavio Augusto (27 a.C-14 d.C)., las provv. del Imperio Romano se dividieron en senatoriales (administradas por el Senado) e imperiales (dirigidas directamente por el emperador mediante legados elegidos por el mismo). De este modo, la Ulterior se fragmentó en la Provincia Hispania Ulterior Lusitania (imperial) y la Provincia Hispania Ulterior Baetica...

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información