Museo

Introducción

El vocablo museo ha tenido a lo largo de la historia numerosas aplicaciones y significaciones hasta llegar a su sentido actual. En los estatutos del ICOM (International Council of Museums), aprobados en 1961 y vigentes hasta 1968, se definía la palabra museo como todo establecimiento permanente, administrado en beneficio del interés general para conservar, estudiar, hacer valer por medios diversos y, sobre todo, exponer para el deleite y educación del público un conjunto de elementos de valor cultural: colecciones de objetos artísticos, históricos, científicos y técnicos, jardines botánicos y zoológicos y acuarios. Las bibliotecas públicas y los centros de archivos mantienen salas de exposición de manera permanente; serán asimilados a los museos. Conviene destacar algunas de las muchas definiciones aparecidas a lo largo de casi un siglo y que, redactadas por distintos autores, reflejan diferentes posiciones y mentalidades ante la realidad museística.

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información