Mueble

Antigüedad y Edad Media

El mueble testimonia, como otros objetos de la vida cotidiana, los avatares históricos que han conformado España. Si bien no se han conservado muebles sino a partir de la época medieval, las artes y la arqueología pueden atestiguar cómo fueron en épocas remotas. La escultura prerromana nos ha dejado la prueba de la estrecha relación mantenida por los antiguos pobladores de lo que hoy es España con otros pueblos mediterráneos. Así, por ejemplo, la llamada “Dama de Baza” se sienta en un trono cuyo origen podemos situar en la Grecia arcaica. Del mismo modo, algunos relieves hispanorromanos nos ilustran sobre la difusión de las formas romanas entre nosotros. Pero es la miniatura mozárabe (s. X) la primera en suministrar un repertorio relativamente completo de piezas de mobiliario. Las ilustraciones al texto escrito por Beato de Liébana nos reflejan no sólo los scriptoria de los monasterios sino también lechos compuestos por una tarimas que, elevadas sobre unas cortas patas, superponen varios colchones de gran volumen. Pero debemos esperar a la Edad Media para contar con ejemplares reales en vez de sus representaciones pintadas y esculpidas. Los ss. XI y XII resultan especialmente interesantes pues en ellos se fijan características que van a tener una larga vida y reflejan, a su vez, lo complejo de la vida y cultura peninsulares con la presencia simultánea de dos civilizaciones tan dispares como la cristiana y la musulmana, las cuales, en lo que al mobiliario respecta, se unirían para crear algo tan esencialmente hispánico como el mobiliario mudéjar. También en ésta época empiezan a regularse los oficios de la madera.

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información