Monasterio y Santuario de Montserrat

Introducción

La montaña de Montserrat parece haberse convertido pronto en símbolo religioso y, ya desde los primeros siglos cristianos, en lugar de atracción para aquellos que deseaban entregarse a la vida solitaria y contemplativa. Diversos indicios muestran que fue habitada por ermitaños mucho antes de la fundación de los monasterios de Santa Cecilia (h. 945) y Santa María (h. 1025). La pacífica y larga convivencia de ambas instituciones durante tan largo periodo de tiempo (siglos XI-XIX) constituye un fenómeno único dentro de la historia del monacato occidental.

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información