Mariano salvador Maella

Vida y obra

Hijo de pintor, sus dotes de dibujante incitaron a su padre a enviarle a Madrid con once años al taller del escultor Felipe de Castro, donde aprendió a modelar y, asimismo, técnica de dibujo. Interesado sobre todo por la pintura, en 1752 ingresó en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, en la que se inició en la estética clasicista de la mano de Antonio González Ruiz y consiguió sus primeros premios académicos.

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información