Jacobo Florentino

Vida y obra

Discípulo de Domenico Ghirlandaio, colaborador de Il Pinturicchio en la decoración de las estancias de los Borgia en la Ciudad del Vaticano, fue amigo y colaborador de Miguel Ángel en la capilla Sixtina. A partir de 1519 o 1520 llegó, con Pedro Machuca, a Granada, para trabajar en la decoración renacentista de la iglesia del monasterio de San Jerónimo, que concluiría Diego de Siloé entre 1528 y 1547; a Florentino corresponden los muros interiores estructurados en arcos, pilastras y frisos, cargados de clasicismo.

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información