Jacobinismo

Introducción

Doctrina de los jacobinos, miembros del partido político más radical y violento de los surgidos durante la Revolución Francesa (1789), así llamados por celebrar sus reuniones en París en un antiguo convento de dominicos, conocidos como jacobinos por haber instalado su primera casa en la calle Saint Jacques; por extensión, se denomina ?jacobinos? a los partidarios de una revolución exaltada y violenta. En España, tras la Guerra de la Independencia (1808-1814), los términos ?jacobino? y ?jacobinismo? fueron empleados por los adeptos al absolutismo para designar peyorativamente a los liberales, a quienes se acusaba de fanatismo, de exaltación, de anticlericalismo y de antimilitarismo; no obstante, el modelo jacobino francés tuvo pocos seguidores en España. En general, todos los liberales se defendieron de esta afiliación jacobina y apoyaron la moderación, como contrapartida de los extremismos de que eran acusados. Durante el Trienio Constitucional (1820-1823) se incrementaron estas acusaciones, que los liberales, muchos de ellos pertenecientes a sociedades patrióticas, desmintieron reiteradamente. El 5-VI-1820, el coronel Evaristo San Miguel, que presidiría el Gobierno dos años después (5-VIII-1822-20-11-1823), rechazaba el jacobinismo y todo tipo de exaltamiento en una carta dirigida al periódico El Publicista Observador, y exhortaba a los liberales a evitar la confusión entre ellos y los revolucionarios más violentos. El abate José Marchena fue expulsado a finales de 1820 de la Sociedad

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información