Iberos

Origen

Es difícil elaborar un corpus sistemático de los distintos pueblos iberos, ya que, a pesar de presentar rasgos culturales comunes, no formaron un grupo homogéneo, no constituyeron una unidad organizada política ni socialmente, nunca tuvieron conciencia de pertenecer a un tronco común y su reparto territorial varió a lo largo del tiempo. Las fuentes literarias, epigráficas y numismáticas dan a conocer los gentilicios de una serie de comunidades iberas; debido a la dificultad para concretar el significante y su significado, hay historiadores que incluyen una amplia relación mientras que otros reducen en gran medida su número. El actual territorio catalán, donde hubo gran densidad de población y un fraccionamiento político acusado, estuvo ocupado por cerretanos, indigetes, bargusios o bergistanos, ausetanos, layetanos, lacetanos, cesetanos, ilergavones e ilergetes. Estos últimos se extendieron hacia el interior, siguiendo el valle del Ebro, y poblaron tierras aragonesas, al igual que jacetanos y sedetanos. En la actual Comunidad Valenciana se asentaron contingentes de ilergavones, además de edetanos, contéstanos -que, probablemente, tuvieron el río Júcar como límite-, y deitanos. Los mastienos se extendieron por la actual prov. de Murcia y parte de la de Almería, y los oretanos por el extremo SE. de Castilla-La Mancha.

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información