Francisco Javier Martínez Marina

(Oviedo, Asturias, 1754 – Zaragoza, 1833). Eclesiástico e historiador. De modesta familia, estudió en las universidades de Oviedo, Toledo y Alcalá (1769-1778), fue ordenado sacerdote en 1777, llegó a ser rector del Colegio Mayor de San Ildefonso de Alcalá (1778-1780) y desempeñó otras labores tanto de ámbito académico y docente como eclesiástico. Después de la invasión napoleónica (1808), sugirió a Jovellanos la convocatoria de unas Cortes, aunque permaneció en Madrid y ejerció cargos subalternos en la administración bonapartista. Tras la restauración fernandina de 1814 fue procesado por el consejo de Castilla y el tribunal de la Inquisición a causa de sus ideas liberales y, aunque no le condenaron, fue desterrado a Lérida, como canónigo, en 1818. Volvió a Madrid en 1820, fue elegido diputado a Cortes por Asturias y trabajó como técnico en varias comisiones parlamentarias, sin dejar de tener nunca presentes sus deseos de trazar y llevar a cabo grandes...

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información