Entremés

ENTREMÉS. Portada de Ocho comedias y ocho entremeses nuevos, de Miguel de Cervantes. [Del lat. intermissus, participio de intermitiere, intercalar]. El vocablo entremés tuvo diversas acepciones antes de consolidarse como término dramático. En la Edad Media se designan con este nombre las figuras de madera o cartón que, con movimiento o sin él, representan escenas sagradas o profanas. En el s. XV, entremés significa entretenimiento en general y engloba cualquier tipo de diversión –justas, juego de armas, música y baile, etc.– que forma parte de un acto público o solemne como torneos, recepciones reales, fiestas matrimoniales... según se desprende de la Crónica de Juan II (1440), Crónica de Enrique IV (1456), Crónica del Condestable Miguel Lucas de Iranzo (1459), etc. Nadie indica, pues, que en sus inicios tuviera elementos literarios. El primero con carácter dramático que se registra en la historia de la literatura es el Entremés de los pastores (1487), que se...

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información