El Reinado de Fernando VII

El retorno del Deseado

Wellington. Urna de porcelana. Museo Wellington.
F. J. Elío. Madrid. Biblioteca Nacional.

El 22 de marzo de 1814, cuando todavía quedaban tropas francesas, entraba en España Fernando VII, poniéndose fin así a la peculiar «cautividad» que le había mantenido en suelo francés durante seis años. Su regreso había sido decidido en el tratado de Valengay (diciembre de 1813), con el que Napoleón quería desembarazarse de un frente, el peninsular, ya perdido. Dos días después, en Figueras, tomaba contacto el monarca Deseado con fuerzas del ejército español mandadas por el capitán general de Cataluña, general Copons, quien le rindió homenaje y le transmitió varias comunicaciones de la Regencia, en una de las cuales se le hacía saber que, por acuerdo de las Cortes, sólo después de jurar la Constitución sería reconocido rey, y señalándole el camino por el que habría de llegar a Madrid, pasando por Valencia. Aquello era síntoma de lo mucho que habían cambiado las cosas desde 1808. La España a la que llegaba era en muchos aspectos distinta a la que dejó entonces. Salió como señor absoluto de sus súbditos y volvía como soberano de un cuerpo nacional de ciudadanos iguales, estando los derechos y deberes de uno y otros, así como sus relaciones recíprocas, claramente definidos en un código constitucional. Habían desaparecido instituciones de tanto abolengo como la Inquisición. Se había abolido formalmente el régimen señorial. Se habían introducido sustanciales innovaciones en la Administración y las instituciones. Se había abolido el régimen gremial. Se había ensayado un nuevo sistema tributario, sin inmunidades fiscales. En una palabra, España había adquirido la apariencia de un país moderno, con los instrumentos adecuados para dejar atrás el Antiguo Régimen.

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información