El Florecimiento de la Civilización Clásica

Introducción

Si la primera parte del siglo XVII es un período de crisis en todos los campos, crisis que prolongan las convulsiones del Renacimiento, la segunda mitad del siglo contempla tentativas de solución. A la anarquía, a las luchas sociales y políticas responde el ideal absolutista que toca la perfección histórica con Luis XIV y que inspira tanto a los soberanos españoles como a los Estuardos, tanto al emperador como a los pequeños príncipes alemanes.

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información