Eborico

Rey suevo. Según las referencias ofrecidas por San Isidoro de Sevilla y Juan de Biclara, sucedió a su padre, Miro, en 583. Como consecuencia de la derrota sufrida por su predecesor ante el rey visigodo Leovigildo, Eborico tuvo que reconocer la supremacía de este último y rendirle homenaje para poder acceder al trono. La aceptación de subordinación del reino suevo por parte del monarca provocó el descontento de algunos de sus subditos y propició la revuelta protagonizada por su cuñado...

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información