Danza

Historia

El baile pasó de simple recreo del pueblo a diversión obligada en las fiestas palaciegas y éstas nacieron de exhibiciones públicas en los corrales, patios entoldados donde se levantaban escenarios o sencillos tablados sin otro decorado que cortinajes. Apoyados por los ayuntamientos, eran arrendados por Hermandades de Hospitales, cuyos ingresos de recaudación eran destinados a beneficencia. Fueron los primeros y más notables el de la Caridad, construido en 1490 en Málaga; el de la Cruz, en 1560 en Barcelona (convertido después en Teatro Principal); el del Mesón de la Fruta, en 1576 en Toledo; los de la Cruz y del Príncipe, en 1579 en Madrid; el de Gracia en 1669 en Zaragoza; el de los Caños del Peral en 1708, en Madrid (emplazado donde se ubica el Teatro Real). Más tarde, en 1837, se inauguró en Barcelona el Liceo de Montesión en mejores condiciones de instalación para el público y para los actores. En 1847 se inauguró el Gran Teatro del Liceo de Barcelona, y en 1850 el Teatro Real de Madrid.

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información