Cava

Introducción

Vino espumoso cuyo proceso de elaboración y crianza, después de la segunda fermentación hasta la eliminación de las lías o sedimentos, transcurre en la misma botella donde se ha realizado el tiraje. El método de elaboración champanés le distingue de los vinos espumosos elaborados por los métodos de fermentación en botella o tranfer y de granvas o grandes envases de los vinos gasificados y de los vinos de aguja. Las principales fases de la elaboración de un cava son: tiraje, rima, remoción, degüelle y taponado definitivo. Una vez efectuada la vendimiaentre el 20 de agosto y finales de octubre– se realiza el prensado de la uva. Los tipos de prensa utilizados son horizontales, con el objeto de que los primeros mostos extraídos lo hagan sin apenas presión, para no dañar el raspón o la propia piel de la uva. De la llamada “flor del mosto”, es decir, del resultado del primer prensado, se obtienen los vinos de base para los mejores cavas. El mosto se desfanga o filtra y se deja reposar en barricas o depósitos refrigerados, actualmente de acero inoxidable, con una temperatura baja y estable para conseguir una fermentación adecuada, evitando el calor ambiental del final del verano que provocaría una fermentación acelerada con la que se perderían los más delicados y sutiles aromas del vino. Una vez preparado el vino base, que puede proceder de una sola variedad pero normalmente es una mezcla de las principales, el coupage, se le añaden levaduras previamente cultivadas y destinadas a consumir el azúcar contenido en el zumo de la uva y transformarlo en alcohol y ácido carbónico. Posteriormente se procede a la segunda fermentación en botella, que por ley, debe durar un mínimo de nueve meses. Durante este tiempo, las botellas son vigiladas permanentemente, y se procura una temperatura constante y adecuada penumbra. El vino aumenta aproximadamente un grado de alcohol y se satura de anhídrido carbónico, que a su vez dará origen a la espuma al disolverse en líquido. Cada botella se mueve a diario, dándole un movimiento de rotación e inclinándola de modo que las impurezas vayan al cuello de la botella. La operación de degüello consiste en la rápida congelación del cuello de la botella, de manera que, al saltar el tapón, el hielo del cuello salga despedido, empujado por el carbónico, y el resto del vino quede purificado. De inmediato se procede a reponer la pequeña cantidad de líquido perdido en la

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información