Auto de fe

Pintura sobre un Auto de fe, en 1656, conservado en la Casa Museo del Greco, en Toledo.Ceremonia solemne mediante la cual el Tribunal de la Inquisición pronunciaba la sentencia judicial y la reconciliación de los penitentes una vez concluido el proceso. Concebida como una reparación y un testimonio público de adhesión a la fe, se convocaba a la población para que se sumara a ella y participara. El acto, al que se tenía por piadoso, se desarrollaba con gran pompa en las proximidades de una iglesia o en la plaza mayor del lugar, concediendo indulgencias, generalmente de cuarenta días, al público asistente. Se concebía como una demostración de autoridad y éxito en el ejercicio de sus funciones. En él los acusados que deseaban reintegrarse –reconciliarse– en la comunidad de los fieles, condenados a penas menores –penitenciados– o a muerte –relajados–, iban en desfile procesional a pie hasta la plaza, maniatados y vestidos con su sambenito –una túnica amarilla...

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información