Amnistía

Introducción

[Del gr. amnestía, olvido]. Según su etimología podría definirse como ley del olvido. Históricamente puede entenderse como el perdón de los delitos políticos que otorga el poder público por ley o decreto. Si los autores de los actos punibles han sido condenados, la amnistía anula con carácter retroactivo el cumplimiento de la pena principal y de las accesorias y borra los antecedentes penales; en caso contrario, paraliza la acción legal emprendida. Hace cesar todas las incapacidades que inhabilitan para el ejercicio de determinados derechos y devuelve los que se hubieran concedido al amnistiado y no hubiera podido recibir. El Código Penal vigente establece de modo incompleto que “la amnistía extingue por completo la pena y todos sus efectos” (art. 112), pues olvida el delito, pero no elimina alguna de sus consecuencias, como la responsabilidad civil sobre terceras personas. Suelen concederse amnistías para delitos de tinte político, aunque también existen para otro tipo de delitos, otorgadas en razón de la oportunidad política o del interés público. En algunos casos, además de anular la antijuridicidad del hecho amnistiado, la amnistía supone su justificación posterior.

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información