Academia de Ingenieros

Entre ios siglos XVI y XVIII existieron establecimientos para la enseñanza de los ingenieros del Ejército en el Real Alcázar de Madrid (1583), en Bruselas (1675) y en Barcelona (1694). La experiencia culminó con el formal designio de centralizar los estudios en la Real y Militar Academia de Matemáticas de Barcelona (1700). Inmediatamente después de la muerte de Carlos II y de la consiguiente Guerra de Sucesión, Felipe V nombró Ingeniero General al fundador del Cuerpo de Ingenieros, Jorge Próspero Verboom, que aceleró la creación de una serie de academias en diferentes plazas donde se dictaron cursos de dos años de duración para los aspirantes al ingreso en el nuevo Cuerpo. Se tomó como modelo la Academia de Bruselas dirigida por Sebastián Fernández de Medrano, de quien Verboom fue discípulo predilecto. En 1720 la Escuela de Matemáticas de Barcelona corona el edificio con el máximo prestigio. La dirección pasó de manos de Mateo Calabro a Pedro Lacuce en 1736 y el...

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información